AA CAPÍTULO 4

CONTRATACIÓN 

Esta cadena de preguntas puso Zhang Siyi más nervioso. Antes de ver a Gu Yu, había pensado que este trabajo era suyo, y había planeado qué iba a decir sobre su salario. Ahora, tenía la mente en blanco. No tenía ninguna respuesta en mente para las preguntas de Gu Yu. 

Sin embargo, ya que el director hacía las preguntas, Zhang Siyi tenía que responder. Además, la situación se había vuelto tan embarazosa que pensó que no podría empeorar más de lo que ya estaba. Bien podría decir su honesta opinión y dejar que Gu Yu decida su valor. Con un profundo suspiro, dijo: “En verdad, fue gracias a un egresado de mi preparatoria”. 

Gu Yu: “¿Oh?”. 

Zhang Siyi: “Cuando estaba en preparatoria, había un egresado que estudiaba en la Universidad T. Regresó a mi alma mater y nos dio un discurso inspirador. Fue clasificado como el número 1 en la clase de nuestro examen de ingreso a la universidad local, y fue admitido al Departamento de Arquitectura con la segunda calificación más alta en la provincia. Dijo algo en ese momento, y dejó una profunda impresión en mí”. 

A Zhang Siyi siempre le ha gustado la arquitectura. De pequeño soñaba con tener el título de un arquitecto. Una vez pensó que era su meta en la vida y que su destino fue le fue dado por Dios para ayudar a construir su patria. Escuchar el discurso del egresado reforzó enormemente sus sentimientos, así que naturalmente buscó una universidad con la carrera de arquitectura. 

De hecho, en china, la construcción es uno de los cursos de estudio más deseados en cualquier universidad, especialmente en una escuela tan prestigiosa como la universidad T. Esto era inevitable. Durante cierto período de tiempo, el desarrollo de la tierra y los proyectos de construcción a gran escala estaban en su apogeo en el país. Todas las localidades estaban comprometidas con la construcción. Debido a los exagerados reportes de los medios sobre las perspectivas de empleo y salario de la industria de la construcción, muchos estudiantes se apresuraron al campo de estudio arquitectónico. La gran demanda de arquitectura en la sociedad forzó a los colegios y universidades a abrir facultades de arquitectura. Incluso muchas obras literarias y cinematográficas han convertido a los “arquitectos” en héroes ganadores de vida. 

Sin embargo, una vez que se involucró en este campo, Zhang Siyi descubrió la realidad… ¡Era un maldito hoyo! 

Gu Yu estaba callado por un momento, pensando, después sonrió de repente: “¿Esta es la razón por la cual escogiste la carrera de arquitectura?”. 

Zhang Siyi no esperaba que sonriera. Dos veces pensó que Gu Yu tenía una actitud fría y pensó muy poco de él, sin embargo, en este momento su pequeña sonrisa le hizo sentir a Zhang Siyi una calidez, como la cálida brisa de primavera derritiendo el hielo y nieve del invierno. 

Mirando la expresión de Gu Yu suavizarse, Zhang Siyi se sentía más cómodo. ¿Quizás esto era un buen comienzo? 

Gu Yu miró directamente a los ojos de Zhang Siyi, y preguntó: “¿Todavía lo recuerdas a él y lo que dijo?”. 

Zhang Siyi: “Ah… no recuerdo…”. 

Debido a todas las muchas horas quedándose hasta tarde estudiando, dibujando y creando maquetas sin fin en la universidad. Zhang Siyi también se sentía confundido sobre su meta original. Especialmente cuando el segmento de la construcción de la economía había cambiado tan drásticamente en los últimos años. Encontrar un trabaja so había vuelto muy difícil. Dudaba en si su elección de carrera fue correcta o no. En cuanto a las palabras que el egresado dijo años tras, solo eran una sensación flotante, sin ningún efecto duradero en el corazón de Zhang Siyi. Mientras pensaba profundamente sobre sus sentimientos cambiantes, dijo: “Pero sentí que, en ese entonces, ese superior era muy genial, así que siempre lo usaba como un ejemplo a seguir”. 

Gu Yu miró el currículum en su mano y dijo: “Pero no entraste a la universidad T”. 

Zhang Siyi: “…”. 

La universidad T era la institución más prestigiada del país. No era un lugar para que una persona normal aplicara. Además de eso, todas las antiguas ocho escuelas que era famosas en el país, tienen estándares de puntuación de admisión increíblemente altos. Incluso si las calificaciones de preparatoria de Zhang Siyi eran aceptables, la calificación que necesitaba en el examen nacional excedía su habilidad. Ya que Zhang Siyi no estaba dispuesto a ir a una escuela ordinaria, le pidió a su familia estudiar en el extranjero. 

Zhang Siyi inhaló después exhaló. Inhala… exhala… ok, ¡tranquilo! 

“Uhm, pensé que podría ir al extranjero a estudiar arquitectura porque ampliaría mi horizonte y me daría más oportunidades para el futuro” Dijo Zhang Siyi cuidadosamente. “Escuché que el sistema educativo actual arquitectónico en china era completamente basado en el extranjero, así que era mejor estudiar el tema desde la fuente original”. 

Asintiendo ligeramente al estar de acuerdo, a Gu Yu parecía gustarle su respuesta. 

Su pequeña acción hizo que la seguridad de Zhang Siyi creciera, y en respuesta, continuó respondiendo las preguntas de Gu Yu con entusiasmo. Explicó por qué decidió enviar su currículum a Boundless utilizando nada más que los currículos escritos por los internautas en los foros. 

Finalmente, con respecto a la planificación de la carrera, para todos los que escogieron la carrera de un arquitecto, indudablemente, el objetivo principal era obtener una licencia personas. Solo entonces se pueden proclamar como un arquitecto de verdad. El título de “Arquitecto Registrado a Nivel Nacional” era casi la prueba más alta de identidad para los arquitectos nacionales. 

Pero el título no es algo que perros y gatos normales puedan ganar, y hablando estrictamente, cualquier profesional de la construcción sin licencia es considerado como diseñador. 

Estudiantes recién graduados de un programa de arquitectura, tales como Zhang Siyi, solo eran conocidos como ‘Arquitectos asistentes’. Por ende, cuando aplicaban para un trabajo, se volvían aprendices. Mediante trabajo duro y diligente, junto a un arquitecto con licencia, pueden mejorar sus propias habilidades y convertirse en arquitectos. 

Diferentes países también tienen diferentes criterios para evaluar las habilidades de un arquitecto. En China, la obtención de una licencia de arquitecto requería una formación académica profesional y un campo de trabajo designado. Una vez que se obtenía, entonces ellos eran elegibles para participar en el examen nacional de calificación unificada. Sin embargo, el examen era dividido en 9 niveles. No era fácil pasar. Por lo tanto, ver a Gu Yu con el título de arquitecto solo podía significar que era una persona excepcional; un genio dotado. 

Zhang Siyi era un estudiante no licenciado del estándar de educación arquitectónica aceptado en el Reino Unido. Sus habilidades eran reconocidas por el Instituto Real de Arquitectos Británicos (RIBA por sus siglas en inglés). Si quieres aplicar para una licencia de la RIBA en el futuro, necesitas entregar tus trabajos de diseño más importante con experiencia relacionada, además de trabajos arquitectónicos completados. Solo los requisitos de juicio profesional británico son más estrictos que los nacionales. Algunas personas obtienen una licencia cuando están es sus 40’s y 50’s. En el círculo de la RIBA, eran considerados como arquitectos ‘jóvenes’. 

La arquitectura era un camino largo. Por lo tanto, muchas personas abandonaban el camino en la mitad. Fu Xinhui y Jiang Hai eran ejemplos claros. Originalmente fueron al extranjero a recibir una educación extranjera, pero ahora, escogieron otras carreras. Influenciado por ellos, Zhang Siyi también estaba confundido y dudoso. Parecía que la única de sus compañeros que era más probable en convertirse una arquitecta de verdad era Su Yuan. 

“No tengo particularmente ningún plan de carrera a largo plazo” Dijo francamente Zhang Siyi, “Y ahora, solo estoy buscando una forma de ayudarme a continuar a crecer y también a aprender para acumular un poco de experiencia, y un plan para el futuro”. 

Mientras terminaba de hablar, un zumbido se pudo escuchar. Asustado por el zumbido del teléfono, Zhang Siyi sacudió su mano y tocó su bolsillo, pensando que tenía una llamada. Sin embargo, la llamada no era para él. Era el teléfono de Gu Yu. 

Gu Yu miró al teléfono, frunció el ceño y le dijo a Zhang Siyi, “Lo siento, será un momento” y tomó el teléfono de la mesa para atender la llamada afuera. 

Zhang Siyi suspiró de alivio, y relajó sus nervios fuertemente heridos. También sacó su teléfono para mirar sus mensajes, y vio una docena de mensajes no leídos en el grupo de WeChat que consistía de sus amigos de la universidad. 

——– 

Su Yuan: ¿El pequeño Yi irá a la entrevista? 

Jiang Hai: Se fue temprano en la mañana. Estuvo en el baño por mucho tiempo, no tuve la oportunidad de bañarme. *se esconde* 

Fu Xinhui: ¿Por qué no viniste a mi cuarto?, tengo un baño aparte. 

Jiang Hai: Oh, lo olvidé. ¿Estás despierto? 

Fu Xinhui: No puedo dormir. Él yendo a la entrevista me puso nervioso. 

Ren Mengyu: ¿Por qué siento que te estás volviendo más y más gay? 

Fu Xinhui: … 

Su Yuan: ¿Cuándo vas a conseguir un trabajo, Fu Xinhui?, sigues desempleado a pesar de que has regresado a Haicheng. 

Fu Xinhui: Ah, no me urge. ¿Cuál es la prisa? 

Su Yuan: ¡No digas eso! Me gradué contigo. Es vergonzoso. 

Fu Xinhui: … 

Su Yuan: Me pregunto si el pequeño Li consiguió el trabajo. 

——– 

Zhang Siyi escaneó rápidamente todos los mensajes y no pudo evitar escribir una breve palabra en el chat del grupo: “Nada”. 

De pronto el grupo estalló y le preguntaban qué sucedió. Zhang Siyi vio que Gu Yu estaba de regreso, y no tuvo tiempo de explicar. Solo envió dos emojis llorando y rápidamente dejó el teléfono a un lado. 

Después de sentarse de nuevo, Zhang Siyi notó que Gu Yu estaba ligeramente molesto. Estaba un poco inseguro de sí mismo y no podía decir qué estaba pensando el director en base a su expresión. La inseguridad comenzaba a crecer dentro de él. ¿Su entrevista iba bien hasta ahora?, ¿dijo algo malo?, a pesar de que pensó que todo parecía ir bien, comenzaba a perder esperanza. Además… esa taza de café. 

Gu Yu abrió con una mano el portafolio de colección que trajo Zhang Siyi y apretó el puente de su nariz con la otra. Después de un largo período de tiempo sin hablar, se sentó ahí y miraba cuidadosamente. No le hizo ninguna pregunta a Zhang Siyi. 

Manteniéndose en silencio, Zhang Siyi no se atrevió a hablar, pero sus ojos involuntariamente siguieron los movimientos de Gu Yu, mirándolo muy atentamente. 

Sus manos eran muy hermosas. Ni muy grandes o pequeñas. Los huesos de su muñeca eran muy definidos, y sus dedos eran delgados. Lucían flexibles pero suaves. Sus pestañas eran muy largas. Cuando bajó la mirada a los papeles, se cernían sobre sus ojos como dos pequeños abanicos. Y su piel… tan suave… Zhang Siyi estaba extremadamente confundido. ¿Cómo alguien tan joven puede ser un director? 

Mientras lo miraba atentamente, de repente Gu Yu levantó la mirada hacia Zhang Siyi. Inmediatamente, Zhang Siyi se sentó más derecho. Sintiéndose inquieto, comenzó a sudar. La anticipación creciendo dentro de su corazón lo abrumó. Ya no lo podía soportar. ¿Cuál era su veredicto? 

Gu Yu tomó un bolígrafo y gentilmente señaló al libro y dijo: “¿Puedes trabajar horas extras?”. 

“¿Ah?” Dijo Zhang Siyi, sorprendido. Su mente no podía evitar repetir las palabras que Su Yuan dijo anoche – incluso si el entrevistador te pide algo que prefieres no hacer, tienes que decir ‘sí’. 

Verificación de actitud: Estás dispuesto a aprender… ¿Es este el punto de inflexión? ¿Hay una oportunidad?, Zhang Siyi respondió apresuradamente: “¡Sí!”. 

Gu Yu lo miró y sonrió: “Hay unas reglas básicas. No puedes llegar tarde…”. 

Zhang Siyi estaba muy feliz, y asintió una y otra vez: “¡No legaré tarde!”. 

Gu Yu: “Las cosas que aceptes deben ser hechas sin excepción. Si no entiendes algo, por favor pregunta. No hagas tus propias suposiciones”. 

Zhang Siyi asintió su cabeza con fuerza: “¡Sí, sí!”. 

Gu Yu dijo como último punto: “No puedes chatear con tus amigos en línea mientras estás en el trabajo”. 

Zhang Siyi: “…” ¡Tal como lo había escuchado ayer! 

Gu Yu levantó sus cejas: “¿Puedes hacerlo?”. 

Aunque una sensación de que había firmado un tratado de vergüenza persistió, Zhang Siyi respondió: “Sí. No hay problema”. 

Gu Yu cerró su portafolio y fue al punto: “El salario de los nuevos graduados es de 8000, y hay un período de prueba de un mes. El salario es de 5000 quitándole los impuestos. Los bonos dependen del proyecto, y es posible un aumento de sueldo después de tu evaluación de desempeño de seis meses…”. 

Ah, ah… el corazón de Zhang Siyi explotaba de emoción como fuegos artificiales. ¡No le importaba cuánto dinero le ofrecían! 

“Si aceptas, puedes comenzar a trabajar hoy” Gu Yu empujó el libro de regreso y se levantó. 

“¿Qué?” Zhang Siyi se quedó sentado y preguntó: “¿Hoy?”. 

Gu Yu esperó un momento, después lo miró a los ojos: “¿Tienes algo planeado para hoy?”: 

Zhang Siyi rápidamente sacudió su cabeza: “¡No, nada!”. 

Estaba emocionado. Pensar que Gu Yu no lo discriminó por la catástrofe de ayer fue asombroso. No sabía cómo agradecerle por ser tan amable y generoso con su oportunidad de empleo. 

“Eso…” Zhang Siyi llamó a Gu Yu quien estaba a punto de irse, sonrojado: “Ayer… lo siento mucho”. 

Gu Yu pausó por un momento antes de responder: “Si te importa demasiado, puedes tener una deducción de tu salario”. 

Zhang Siyi: “…”. 

[FIN DEL CAPÍTULO 4] 

Siguiente >>>

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s