AA CAPÍTULO 3

ENTREVISTA

“¿Qué estás haciendo solo en el cuarto?” Fu Xinhui, quien escuchó los ruidos de la habitación gritó desde el pasillo.

“Ah, ah…” Zhang Siyi abrió la puerta, se abalanzó sobre él mientras agitaba los brazos y gritaba para expresar su emoción por el momento.

Fu Xinhui se volteó para esquivarlo ya que tenía las manos llenas.

Justo en ese momento, una voz vino de la puerta principal, “¿Qué están haciendo?” Jiang Hai tenía sus llaves en su mano izquierda mientras que en la mano derecha cargaba una lonchera y los miró con una expresión extraña.

Fu Xinhui: “…”.

Zhang Siyi emocionadamente se apresuró hacia Jiang Hai celebrando: “¡Recibí una respuesta de una solicitud de empelo! ¡Voy a ir a una entrevista!”.

“¿De verdad?” Jiang Hai preguntó con una sonrisa feliz, “¿Qué compañía?”.

“¡Diseños Arquitectónicos Boundless!”.

Las tres personas se reunieron alrededor de la mesa y hablaron. Jiang Hai tenía su trabajo asegurado, así que no estaba familiarizado con otras compañías de arquitectura que no fueran los varios institutos de diseño reconocidos. Preguntó: “¿Ese lugar es bueno o no?”.

Fu Xinhui, pensaba, mmm… “No he escuchado de ella y no recibiste respuesta por mucho tiempo. ¿Eso no quiere decir que es una mala compañía a la cual nadie quiere ir?”.

Zhang Siyi estaba muy enojado con sus amigos. Rápidamente los enderezó y les mostró la información de los antecedentes de Boundless y las evaluaciones de las críticas en línea.

Jiang Hai dijo: “Suena muy bien. ¿Cuándo irás a la entrevista?”.

Con este recordatorio, Zhang Siyi inmediatamente se angustió. Golpeó su frente y dijo: “¿Qué debería hacer en estos tres días a partir de mañana? Estoy muy nervioso. Por lo regular, ¿qué preguntas hacen en una entrevista?”.

Fu Xinhui se rió y bromeó: “¡Luces muy atractivo, no debería haber problemas!”.

Zhang Siyi: “¿De verdad?… eso no es divertido”.

Jiang Hai rascó su cabeza y dijo: “Yo no he sido entrevistado todavía, así que quizás deberías pedirle ayuda a Su Yuan”.

Su Yuan era una de las chicas que regresó a casa al mismo tiempo que ellos. Sus logros profesionales fueron considerados los mejores entre muchas personas y su carrera profesional fue muy bien planificada. Mientras Zhang Siyi seguía viajando con Fu Xinhui después de graduarse, a ella le ofrecieron comenzar una posición con en estudio británico de diseño en la sucursal de Haicheng. No eran chinos, pero eran muy amistosos entre ellos.

Zhang Siyi golpeó su muslo y se apresuró a regresar al cuarto para tomar su iPad y hacer una video llamada a Su Yuan.

“¡Hola!” Una vez que se conectó, la voz apasionada de Su Yuan vino del otro lado. “Pequeño Yi, ¿qué sucede?”.

En el video, la chica usaba un vestido corto de color negro. Hablaba con el teléfono en una mano y movió la correa de la bolsa con la otra mano, revelando una belleza intelectual madura.

Antes de que fueran compañeros, Su Yuan estudió inglés por dos años en una universidad nacional, y después fue transferida a un programa de arquitectura extranjero. Debido a esto, era dos años mayor y por lo regular les decía ‘pequeño’.

En este momento, otra cara sonriente con hermoso maquillaje en los ojos y brillo labial, escondida en la pequeña ventana del video, haciéndola resaltar.

“¿Qué sucede?” Esta es otra compañera de clases, Ren Mengyu, quien se quedó en Haicheng, “¿A dónde vas?”.

“Salgo del trabajo, un compañero, Xuan Xuan me invitó a salir al club” Su Yuan se rio.

“¡Parece divertido!” Fu Xinhui y Jiang Hai también se acercaron al iPad para saludar.

“Oh, claro, ¿quiere salir y beber?” Ren Mengyu los invitó amablemente.

Pensando en su entrevista, Zhang Siyi rápidamente se rehúso, indicando que tenía un propósito para llamarla. Le contó sobre la cita de entrevista con Boundless. Su Yuan estaba sorprendida: “Wow, yo también me postulé para Boundless antes, y no me respondieron”.

Zhang Siyi miró a sus dos compañeros ignorantes. ¡¿Ven?, se los dije! Esta compañía es increíble. No estaba alardeando.

Después de unas risas, Su Yuan regresó al tema: “En general, al programar una cita, quiere decir que ellos ya han reconocido tu trabajo. Si la entrevista sale bien, y tu portafolio de presentación es bueno, no habrá problemas. Algunos estudios extranjeros hacen que te entrevisten extranjero para evaluar qué tan profesional es tu habilidad de comunicación en inglés. Esto ya es una ventaja en China” Su Yuan se encogió de hombros. “En mi opinión, ir a la entrevista es solo trámite. Hablarán de tu salario y tus expectativas de trabajo, solo eso”.

Zhang Siyi todavía estaba nervioso. No es tan tranquilo como Su Yuan, así que naturalmente no puede emitir el aura calmada de ella.

Con ánimos, Su Yuan dijo: “Tranquilo, somos unos cuantos estudiantes recién salidos de la universidad. ¿Piensas que fuiste reclutado para ser la pieza importante del estudio? ¡No!, lo que ellos quieren es trabajo barato y el deseo de trabajar duro, así que, ¡lo más importante es la actitud! Tú ya has tocado la puerta, así que solo actúa como si pudieras hacer cualquier cosa, no importa lo que el entrevistador te pida que hagas. Tienes que decir ‘sí’, incluso si es algo que preferirías no hacer. Es importante que expreses tu deseo de aprender. Ellos también están apostando en alguien recién graduado. Todo dependerá de tu propio esfuerzo si decides que te convertirás en una roca o un diamante”.

Zhang Siyi estaba inspirado por sus palabras, “¡Sí, gracias por guiarme!”.

Su Yuan se despidió y sonrió. “Estarás bien. ¡No te preocupes demasiado!”.

Al ser llenado de tan buenos sentimientos, Zhang Siyi estaba muy emocionado que tenía problemas para dormir. A pesar de que se durmió en las primeras horas de la mañana, rápidamente se levantó. Tenía sueño, pero al pensar en la entrevista, estaba determinado a hacer una buena impresión. Rápidamente salió de la cama y se metió al baño para bañarse muy bien… jabón, shampoo, afeitarse. Durante la mayor parte de una hora, Zhang Siyi estaba preocupado con su cabello y la selección de ropa. Quería dar la mejor impresión posible durante la entrevista. La última vez que puso tanto esmero en su apariencia fue hace dos años cuando fue a conocer a una chica.

Finalmente, mirando al radiante y atractivo joven en el espejo, Zhang Siyi silbó. Su tan pérdida autoestima floreció desde el fondo de su corazón. ¡Hagamos esto!

La oficina está en el centro de la ciudad de Haicheng, la cual estaba solo a 20 minutos en metro desde el departamento que renta. En el futuro, si llegaba a trabajar ahí, entonces sería extremadamente conveniente ir y venir de la oficina todos los días. Esta ventaja hacía feliz a Zhang Siyi y le hacía desearlo con ansias.

Había muchas personas cerca, todas apresuradas a sus destinos. Al llegar al edificio, Zhang Siyi levantó la mirada a la fachada de 100 metros de altura. Pudo ver el logo d Boundless en el primer piso. Mirando a la élite de cuello blanco apresurándose a la entrada, Zhang Siyi abrió sus brazos, cerro sus ojos, y tomó un profundo suspiro del sucio aire de la ciudad en la mañana. Pronto se convertirá en un miembro de estos oficinistas y trabajará todos los días de 9 a.m. a 5 p.m. Al pensar en esto, Zhang Siyi estaba lleno de felicidad.

Debido a que es la hora pico de la mañana, hay muchas personas entrando y saliendo. El elevador parece detenerse en el quinto piso del edificio. Finalmente, en el piso en donde están ubicadas las oficinas de Boundless, la puerta del elevador se abrió para revelar una enorme pared de vidrio con una pantalla plana.

Zhang Siyi se sorprendió al ver que se trataba de una superficie completamente construida de vidrio que creaba un marco de celosía, y en casi todos los estantes, había una planta. Hay plantas aparentemente de cada variedad. Hierbas, coníferas, suculentas, pequeñas plantas dispersas, carnosas y gordas… no hay ningún patrón para ellas, pero la exhibición de plantas crea una pieza de arte moderno visualmente agradable.

A través del vidrio y de los espacios entre las plantas, se puede ver ligeramente el espacio interno de la oficina. Las mesas de color beige ordenadas, están llenas de computadoras, cada una con empleados en parejas y tríos, trabajando intensamente.

Ah, ah… ¡es muy genial!

Después de voltear a la izquierda, Zhang Siyi miró el inspirador logo rojo ‘Boundless’ sobre la pared blanca al final del corredor verde. A lo largo de la pared ancha, justo hasta el final, Zhang Siyi ve las pequeñas palabras negras debajo de los caracteres en una fila: ‘La búsqueda es interminable’.

El corazón de Zhang Siyi inmediatamente se elevó y lucía tan feliz y emocionado que alguien pensaría que estaba enamorado.

Adentrándose más a la entrada de la oficina, Zhang Siyi recuperó sus sentidos y se acercó a la recepción preguntando por su cita. La otra persona lo acompañó con entusiasmo a un pequeño cuarto de recepción y le sirvió un vaso de agua y cortésmente le dijo, “Por favor espere un momento, le informaré al departamento de personal” Medio minuto después, la Srta. Wang del departamento de personal salió y lo saludó, diciéndole que el director que lo entrevistaría llegaría pronto.

Zhang Siyi asintió y expresó su gratitud. Mientras esperaba por la hora de la cita, pensó en todo lo que había sucedido últimamente. Se imaginó que el director le preguntaría sobre diversas cosas, así que una vez más, pensó sobre las palabras de Su Yuan y desesperadamente intentó darse ánimos.

*Toc toc*.

El sonido de los dedos tocando la puerta de vidrio hizo que Zhang Siyi se deshiciera de sus pensamientos. Volteó su cabeza y vio a un alto, y delgado hombre parado en la puerta.

Zapatos casuales de cuero, pantalones grises casuales, camisa blanca, suéter de algodón abierto…

¡Espera un momento, está persona luce conocida!

Ah… ayer por la mañana… en el café… el café… parece que ‘él’ es ese chico atractivo.

¡Ooooooh! ¡¿Por qué esta persona está aquí?!

Miró a Zhang Siyi de un lado con una expresión simple y ligeramente asintió su cabeza para saludarlo. Después hizo un gesto con gracia, como si se estuvieran encontrando por primera vez.

¿Lo ha olvidado?…

“Hola, mi nombre es Gu Yu” El joven del lado opuesto sacó una tarjeta de negocios y se la ofreció a Zhang Siyi. Después sacó un bolígrafo y dijo: “Preséntate”.

Zhang Siyi miró las palabras en la tarjeta de negocios…

‘Gu Yu’.

‘Arquitecto Nacional Certificado de Primera Clase’.

‘Director de Diseño Creativo’.

Comparado a la confusión interna de Zhang Siyi, la otra persona lucía muy tranquila. Lentamente abrió la carpeta en su mano y preguntó, “Eres Zhang Siyi, ¿verdad?”.

“Uh, uh, hola… ¿Director Gu?” Zhang Siyi no podía creerlo ¿Esta persona era un arquitecto? ¿El maldito director? ¡El lucía un poco mayor que él! ¿¿Por qué el director es tan joven??

En cada pregunta, los ojos de Zhang Siyi se hacían más grandes.

De repente, la mente de Zhang Siyi estaba llena de la conversación del día de ayer por la mañana con su exnovia. Debido a los comentarios que hizo ella, él asumía que dejó una muy mala impresión con el director en frente de él. Además, el café…

Por un momento, pudo ver trabajo soñado convirtiéndose en una enorme burbuja, que se alejaba flotando… solo para explotar justo en frente de él.

Si en la noche anterior, el señor le hizo experimentar las alegrías del cielo, entones ahora, Zhang Siyi probó profundamente algo agrió, eso era ‘la pena final’. Tomó solo un momento para caer de las nubes al fondo del valle. De repente sintió que este trabajo no se haría realidad.

Cuando el directo Gu lo miró, Zhang Siyi inmediatamente se sentó derecho, y rígidamente dijo: “Yo, mi nombre es Zhang Siyi. Me gradué de la Facultad de Arquitectura Británica”.

Gu Yu usó la punta del bolígrafo para señalar el material impreso sobre la mesa, eso era el currículum: “Lo sé, di algo más”.

“…” ¿Algo más? ¿Cómo qué? Esta situación es un completo desastre.

Gu Yu bajó el bolígrafo, se cruzó de brazos y se recargó en la silla, y miró a Zhang Siyi de arriba abajo. Él dijo, “Te arreglaste”.

Zhang Siyi: “…” ¡¡¡En verdad lo recuerda!!!

El director Gu levantó sus cejas: “¿Por qué no dices algo sobre tu exnovia?”.

Zhang Siyi, ahora abatido, se preguntaba: ¿Está bromeando?, pero ¿por qué su mirada y su tono parecen no estar bromeando en absoluto?

Gu Yu esperó un momento, miró la cara indefensa de Zhang Siyi. Pregunto, “Entonces, ¿por qué estudiaste arquitectura?, ¿por qué enviaste tu currículum a Boundless sin una meta en claro?”.

[FIN DEL CAPÍTULO 3]

Siguiente >>>

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s