AA CAPÍTULO 1

CAFÉ

Zhang Siyi levantó su mano y la deslizó sobre la pantalla de su teléfono. Para su sorpresa, la hora actual eran 11:35 a.m.

Cuando se sentó por primera vez, eran las 10:40 a.m. La hermosa chica, con maquillaje perfectamente aplicado, y delicado cabello rizado enfrente de él, había estado regañándolo por al menos una hora. La otra persona no parecía que iba a detenerse pronto. La taza de latte enfrente de ella ahora estaba completamente fría. Zhang Siyi se preguntaba, ¿cómo puede hablar por tanto tiempo sin beber algo?… ¿no tiene sed?

A pesar de que estaba escuchando, Zhang Siyi estaba muy aburrido, y su concentración estaba en otro lado. Escaneando el área con sus ojos, se dio cuenta de una mezcla de elementos tradicionales, con estilos europeos contemporáneos, dándole al café un ambiente elegante, pero cómodo. En particular, las luces decorativas en forma de estrella de color verde oscuro alrededor del lugar eran muy llamativas. La posición de las mesas y sillas estaban perfectamente organizadas para maximizar el espacio dentro del café. Ni una mesa estaba vacía…

“Oye, ¿estás escuchando?” La voz aguda de la chica atrajo abruptamente la atención de Zhang Siyi.

“Sí, escuché” Zhang Siyi acomodó su cuerpo y rápidamente volvió a enfocar sus ojos en la chica.

Mientras hablaba, los largos y delicados dedos de la chica con uñas pintadas volaron enfrente de él como una colorida mariposa, como si dirigiera una apasionada ‘sonata’, pero desafortunadamente, esta sonata entraba como una melodía tediosa y repetitiva.

Ella continuaba quejándose: “¿Cuántas veces has tomado la iniciativa de invitarme a salir desde que llegaste a China?… puedo contarlas con una mano… tres. ¡¡Solo tres veces!! La primera vez, te quedaste dormido, y las otras dos juntas no suman ni un día. ¡Realmente no entiendo por qué estás tan ocupado todo el tiempo! Antes, mientras estabas en el extranjero, sabía que estabas ocupado estudiando arquitectura. He soportado el tiempo que pasé en casa mientras estábamos lejos, pero ahora te has graduado y regresaste a China. Todavía no has encontrado un trabajo. ¿Qué haces en casa todo el día?”.

“Buscando un trabajo…”.

“Buscando un trabajo, ¿las 24 horas del día?, ¿no tienes tiempo de salir y comer conmigo?, te llamé antier para pedirte que fuéramos al cine. Me lo prometiste, pero terminamos no yendo, ¿por qué?, porque dijiste que tu portafolio no estaba terminado, pero después te vi chateando en línea con tus amigos. Tienes tiempo para tus amigos, pero ¿no para mí?”.

Zhang Siyi argumentó. Tomó un descanso de su tarea y checó las notificaciones en su perfil. No fue por más de cinco minutos.

… bueno, quizás fueron más o menos quince minutos.

“Tienes tiempo de chatear con tus amigos en línea, ¿pero no tienes tiempo para ir al cine conmigo?”.

Zhang Siyi quería decir ‘sí’, pero tenía miedo que tal respuesta provocara la furia de la chica y lo hiciera pedazos, así que se resistió y no respondió.

Aun así, no detuvo sus sentimientos más íntimos: acompañarte al cine significa que debo bañarme, lavar mi cabello, y limpiar, de no ser así me críticas. Si no estoy usando la ropa adecuada, me regañas. Si digo algo más aparte de ‘me gusta’ sobre la película, te enojas conmigo. Después, cuando termina la película, debo acompañarte a casa, que está a 45 minutos de ida y vuelta, sin contar mi propio viaje, así que con todo ese tiempo gastado… ¡Por supuesto, es más fácil chatear en línea con mis amigos!

Frunciendo el ceño otra vez, la chica pensó de repente, “¿Ya te graduaste? ¿Qué más tienes que hacer?”.

“Como ya lo expliqué, los diseños que hice mientras estudiaba no eran suficientes, así que necesitaba usar este tiempo para hacer más dibujos”.

“¿Por qué no lo hiciste mientras estabas estudiando? ¿No tenías tiempo?”.

“En ese entonces, había otras cosas por las que preocuparse. La Facultad de Arquitectura no era solo sobre diseño, sino también sobre estructura arquitectónica y el medio ambiente, así como también la historia arquitectónica. ¡Había varios programas de software que tuve que aprender!”.

“¿Ocupado jugando videojuegos? O ¿Ocupado chateando en línea?”.

“…”.

“Zhang Siyi, ¿por qué no te arreglas cuando sales?, tu cabello está alborotado, y tienes ojeras bajo tus ojos. ¿A qué hora te dormiste anoche? ¡Nunca solías tener acné en tu cara! Pero mírate. ¡Tienes dos marcas en tu frente!”.

“Pensaba que todos los que estudiaban arquitectura eran muy limpios. Cuando te conocí por primera vez, estabas muy bien vestido y a la moda…”.

“…” ¡Quería impresionarte en ese entonces!

“Pero mira en lo que te has convertido. ¡Nadie cree que el haragán enfrente de mí estudió arquitectura!”.

Zhang Siyi no pudo evitar decir: “No has visto el estado de los miembros de la facultad justo antes de la fecha de entrega de nuestros proyectos. ¡No es raro que las personas dejen de lavarse el cabello o bañarse por un mes!”.

La chica mostró una expresión de sorpresa y disgusto, pero en menos de dos segundos, se quejó: “Pero ahora ya te graduaste, y no estás trabajando, entonces, ¿por qué sigues actuando así? ¿Ah?”.

“Dije que estaba haciendo mi…”.

“Deja de hablar sobre tu portafolio. ¿Qué hay de los días cuando recién regresaste a China?, te invité a salir, pero siempre estabas con ese chico llamado Fu Xinhui. Ahora están rentando una casa y viviendo juntos. ¡Sales con él, e incluso cocina para ti!”.

Cuando su novia mencionó esto, Zhang Siyi estaba inquieto: “¿Puedes dejar de pensar sobre eso?, en verdad solo soy amigo de él”.

“¿Qué?” La chica se burló. “¡Ni siquiera he dicho nada todavía y ya estás demasiado inquieto para discutir! ¿Sabes que hay una frase que dice ‘para ocultar la gloria’? He escuchado que hay varias personas gays aprendiendo diseño”.

Zhang Siyi estaba un poco molesto: “¿Piensas que tu novio es gay?”.

“¡Solo quiero que te mantengas alejado de él!”.

“Por favor, he sido amigo de él por cuatro años, y si fuera gay yo ya lo habría notado. ¡Además solía tener novia!” En cuanto a su relación con Fu Xinhui, Zhang Siyi no sabe cuántas veces ha tenido él que explicarle esto. Ella es insegura y siempre siente que le están mintiendo.

“¿Por qué estás tan enojado?, solo mencioné a Fu Xinhui. ¿Tienes algo que ocultar?”.

Él es un hombre heterosexual de quien su novia repetidamente sospechaba que era gay. ¿Cómo podía ser tan difícil para ella entender?, Zhang Siyi estaba abatido: “Si querías tener una cita conmigo hoy solo para recordar viejas historias, en realidad no tengo tiempo para ti. ¡No me dormí sino hasta las cuatro de la mañana hoy, y me despertaste a las nueve, así que ahora me muero de cansancio!”.

En lugar de calmarse, la chica se puso más agitada. Levantó su voz y dijo, “¿Crees que quiero repetir las mismas quejas?, cada vez que te veo, pareces muerto. ¡He estado esperando por ti en casa por dos años, pero cuando regresaste, solo tomaste la iniciativa de contactarme unas cuantas veces!”.

Zhang Siyi estaba tan enojado que su cara se estaba poniendo azul. Antes de regresar a China cada año, compraba varios regalos para su novia. Podía ver la alegría en sus ojos cuando ella felizmente los recibía, pero no sabía que había pasado en estos dos últimos dos meses. Mientras pasaba el tiempo, su temperamento se ponía cada vez peor. Ella se había convertido en una persona diferente.

La chica no esperó a que Zhang Siyi respondiera. Su bombardeo de palabras no parecía que iba a terminar pronto, hasta su declaración, “Si vas a actuar así, entonces no te molestes en confiar en mí. ¡¿Sabes que tan decepcionada estoy contigo ahora?!”.

Antes de que Zhang Siyi supiera lo que estaba sucediendo, impulsivamente dijo, “¡Ya que estás tan decepcionada, entonces terminemos!” Esta era la primera vez que tomaba la iniciativa de terminar. Después de que las palabras de enojo de ambos lados disminuyeron, instantáneamente cayeron en un silencio extraño.

Zhang Siyi se arrepintió un poco, pero realmente ya no lo podía soportar. Al menos hoy, no quería ser más el ‘chico bueno’.

Mirándose el uno al otro en silencio, la cara de la chica se puso azul y blanca. Estaba sorprendida. Con el inicio de sus lágrimas formándose en sus ojos rojos, de repente se levantó. Agarró la taza con prisa con una mano temblando, después apunto hacia Zhang Siyi.

*¡Splash!*

Al mismo tiempo que estaba agradecido por su agilidad, al segundo siguiente, un ruido vino de atrás. Zhang Siyi se volteó para ver al chico detrás de él.

Piernas largas… cara bien proporcionada… cuerpo perfecto. Una palabra describía sus características: Atractivo.

Vestido con una playera blanca lisa y pantalones sencillos con un enorme álbum debajo del brazo, parecía una persona amigable, entre un trabajador de oficina estricto y un erudito relajado… por supuesto, si ignorabas la gran macha de café desde su cintura hasta su dobladillo.

Su otra mano estaba en proceso de empujar su asiento. Aparentemente, estaba preparándose para salir, pero debido a la evasión de Zhang Siyi, ahora estaba salpicado de café en su lugar. El café no absorbido continuaba bajando por su pierna, goteando sobre sus limpios zapatos vintage y luciendo miserable.

“Lo-Lo siento…” Zhang Siyi se disculpó rápidamente.

El chico levantó su brazo hasta la mitad y lo miró fijamente, frunciendo sus cejas con disgusto. Con tan simple expresión facial, un escalofrío recorrió por la espalda de Zhang Siyi.

Bajo el impulso de la chica, su ira había alcanzado a los demás. Era extremadamente vergonzoso, pero aun así seguía enojada, y no quería disculparse con la tercera persona. Al escuchar las excusas de Zhang Siyi, tenía una razón muy legitima para aventarle el café, así que tomó su bolso y se fue furiosa. Dejó el desastre para que su antiguo novio lo limpiara.

Zhang Siyi miró al chico atractivo con ojos amplios. ¿Qué debería hacer en esta situación? ¿Disculparme? ¿Ofrecerle dinero? ¿Ayudarle a lavar su ropa? O ¿Le ofrezco una tarjeta de negocios y dejo que haga una llamada para solucionar después el problema?

Zhang Siyi no se quería involucrar más de lo que ya estaba. Preferiría gastar más dinero ahora para resolver el problema inmediatamente. En base a como estaba vestido el chico, no debería costar demasiado ya que no estaba usando ropa de diseñador.

“Ah… esto…” A Zhang Siyi le tomó un minuto buscar papel para ofrecerle y limpiar el desastre.

Sin embargo, antes de que terminara, en un tono bajo que reveló un indicio de indiferencia y alienación, el chico interrumpió: “Olvídalo”.

“…” ¿Olvídalo? ¡Fue salpicado con una taza de café, no con un vaso de agua mineral!

Pero la otra persona no le dio mucho tiempo para pensar a Zhang Siyi. Después de terminar esa palabra, se dio la vuelta y se fue. Justo cuando se acercaba a la puerta, volteó su cabeza y miró de nuevo la figura desanimada de Zhang Siyi.

Zhang Siyi estaba aturdido en su lugar, de repente recordó el azote verbal que recibió. Su exnovia habló durante más de una hora con él. ¿Por cuánto tiempo estuvo el chico sentado detrás de él, y cuánto escuchó?

Con la apariencia descuidada de Zhang Siyi y su exnovia pensando que era gay… no era de extrañar que se diera la vuelta y se alejara con prisa. ¡Oh, esto es jodidamente vergonzoso! Molestó consigo mismo, suspiró. Soy tan estúpido.

Tomando un suspiro profundo, se tranquilizaba repetidamente; la ciudad es muy grande, es imposible volverse a topar con el chico atractivo. En unos días se olvidará del incidente. ¡Déjalo ir! Después de regresar a casa, Zhang Siyi encendió el aire acondicionado y se dejó caer sobre su cama, dándole un momento de alivio del agotamiento mental y físico que causó la ruptura.

Cuando Zhang Siyi regresó a China, sus dos amigos y él decidieron compartir un departamento de tres habitaciones, ubicado en la parte Haicheng de la ciudad, la cual es uno de los lugares más prósperos de la ciudad. La renta, naturalmente no era baja, pero con los tres viviendo juntos, la renta mensual era de 4000 cada uno.

Cuando Zhang Siyi alardeó enfrente de sus amigos, ellos realmente no le dieron un centavo. Dijo que él ganaría dinero por su cuenta después de graduarse. No quería ser una molestia para su familia. Pero aun así la renta de los primeros tres meses fue pagada por el dinero que le sobró para sus estudios que su familia le dio. El dinero que no se gastó se convirtió en dinero para sus gastos. Ahora, casi dos meses habían pasado, y no tenía trabajo. Ya que la renta de otro mes se vencía pronto, era probable que comería tierra.

Después de un largo suspiro, Zhang Siyi se levantó de la cama para encender su computadora. Quería ver si alguien había respondido a los currículums que envió a varios estudios de arquitectura, pero su bandeja de mensajes estaba vacía.

[FIN DEL CAPÍTULO 1]

Siguiente >>>

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s