AA CAPÍTULO 7

TAREAS 

Repitiendo un mantra, Zhang Siyi pensó para sí mismo, paciencia y perseverancia. Intentó convencerse a sí mismo que los 500 no eran demasiado. Ni siquiera era lo suficiente para comprarse unos pantalones. No quería ser tacaño, pero no pudo evitar sentirse ofendido por las deducciones de su salario. En esta primera etapa, tenía que mantener en mente que era sobre aprender y obtener experiencia, y no sobre el dinero. Zhang Siyi continuó convenciéndose a sí mismo: 4,500 no eran un problema… el salario no es lo principal… no es la llave… 

Zhu Hongzhen vio a Zhang Siyi y quería preguntarse a dónde fue y qué tuvo de almuerzo, pero dudo por un momento, después dijo: “¿Te llamas Zhang Wei? Lo olvide”. 

Zhu Hongzhen: “Tu nombre no es muy fácil de recordar. ¿Tienes un apodo?”. 

Zhang Siyi: “¿Nombre en inglés?, me llamaban Dannis cuando estaba en Reino Unido”. 

Zhu Hongzhen lo estudió y dijo “Ese es peor que tu nombre en chino”. 

Sentada frente a ellos, Bi Lele dijo: “Ya que tu nombre es homófono ‘yisi’ ¿qué tal tía cuatro?”. 

Zhu Hongzhen: “¡Listo!”. 

N/T: Homófono significa es una palabra que se pronuncia igual pero que se escribe de diferente manera y tiene otro significado. 

Zhang Siyi se encogió de hombros y preguntó: “¿Por qué debería llamarme tía?, soy un hombre”. 

Bi Lele lo ignoró: “Tenemos a un hombre apodado hermana Joe”. 

Zhu Hongzhen: “Hay una mujer en el grupo de la niña obrera que se apoda ‘hermano genial’. Ah, no te preocupes por estos detalles. Creo que el apodo, tía cuatro, te queda bien”. 

Zhang Siyi: “…”. 

“Y como puedes ver, en este departamento, eres el cuarto en ingresar. Por lo tanto, es apropiado que te llames tía cuatro”. 

Yuan Zhicheng, quien estaba en diagonal opuesta, levantó la mirada y dijo en voz baja: “Tía cuatro es un buen apodo”. 

Zhang Siyi no podía evitarlo. Muchas personas a un lado gritaron, “Tía cuatro, tía cuatro” Estaba un poco molesto. No quería ese apodo. Era el primer día de trabajo, y de la nada, su nombre fue cambiado. Una vez que instalaron su computadora, la oportunidad de protestar le fue despojada sin piedad. 

La computadora de la oficina tiene una red de área local. Para evitar la salida de recursos; la comunicación y transferencia de archivos entre colegas debía realizarse a través del software de comunicación interna. El formato era algo similar a QQ, y la libreta de direcciones de todos los empleados eran visibles, lo que dejaba claro de un vistazo dónde fluía la información. 

Con curiosidad, Zhang Siyi miró por un rato y se dio cuenta, tal como le dijeron, los tres grupos en los que se subdividía el departamento de diseño arquitectónico. Conocidos como, el grupo de Gu Yu (A), el grupo de la Niña Obrera (B), y el grupo Choi (C). Su nombre estaba en el grupo A. 

“Piggy, ¿quién es Choi?” Zhang conocía los dos primeros, pero no había escuchado del último. 

Zhu Hongzhen: “Oh, ¿te refieres al Sr. Choi?” Él era un profesor en la Universidad de Arquitectura J al otro lado del pueblo. Su especialidad era arquitectura china antigua, y el departamento C de Borderless es esencialmente su estudio. 

Zhang Siyi lo conocía, de hecho, había profesores muy conocidos en China que tenían sus propios estudios personales, y muchos de ellos optaban por cooperar con institutos de diseño y empresas de diseño más grandes. 

Zhang Siyi miró cuidadosamente a los nombres listados en su correo electrónico empresarial. Cuando vio las palabras ‘Gu Yu’, se acordó de la deducción de 500 en su salario, y se deprimió. Inconscientemente, hizo doble click sobre su nombre y abrió el chat. Antes de que Zhang Siyi tuviera la oportunidad de escribirle algo a Gu Yu, una oración apareció en el chat: “Ven a mi oficina”. 

Zhang Siyi saltó de su asiento. Se congeló por varios segundos, y checó otra vez la marca de tiempo para confirmar que era una coincidencia y no algo que olvidó de ver. No se atrevió a demorarse y respondió con un “Ok”. Con aprensión, se puso de pie y fue a la oficina de Gu Yu. 

Suavemente tocó la puerta de cristal, y después de escuchar “por favor entra” desde adentro, Zhang Siyi empujó la puerta y entró. 

A pesar de que el cuarto medía menos de 3 metros cuadrados, había una enorme mesa de diseño en medio con una iMac, laptop, impresora y una pila de materiales acomodados perfectamente en la esquina de la mesa. A un lado había un portalápiz lleno de todo tipo de marcadores, plomo de colores, bolígrafos arquitectónicos y una regla. 

El director Gu, sentado mirándolo de frente, mientras de él había una estantería llena. No solo de libros profesionales, sino que también había modelos grandes y pequeños en los espacios vacíos. 

Antes de entrar, pensaba que quizás, debería dar a conocer sus quejas sobre las deducciones de su salario, así que se sentía un poco inquieto. El estrés de la universidad, y la búsqueda de trabajo anteriores le hicieron dudar de sí mismo, sin embargo, todos los sentimientos negativos se disiparon al enfrentarse al director en su lugar de trabajo. Zhang Siyi no sabía cómo describir su reacción. Su inquietud interna se transformó en emoción. Al ver todo en la oficina se relacionaba a la arquitectura, su pasado anhelo sincero se había despertado y convertido en un instinto, reavivando su obsesión por la arquitectura que no será olvidada. 

Gu Yu señaló la seña en frente de su escritorio y dejó que se sentara. 

Zhang Siyi tomó un profundo suspiro. A primera vista, había un bloque de caligrafía en la pared en blanco a la izquierda. Después de ver las palabras ‘Zhuge Liang’ en el libro, involuntariamente se calmó. 

“¿Cómo va? ¿Ya te has familiarizado más con el ambiente?” Preguntó Gu Yu. 

“Casi” Bueno, ya no pienses más en el salario. ¡Lo más importante es superar el período de prueba!Zhang Siyi se decidió. 

Gu Yu le entregó una hoja de papel impresa: “Este es un edificio de oficinas de la ciudad D. Echa un vistazo. Hay tres personas en el grupo que están trabajando en este proyecto. Se han decidido el estilo y los detalles externos. Señalando otra ilustración del plano, esta es la partición funcional y el contorno del edificio”. 

Zhang Siyi le dio un vistazo al plano, estupefacto… ¡Es enorme! 

“¿Qué tipo de software de dibujo usas normalmente? ¿Instalaron la computadora? ¿Te instalaron el software?” Preguntó Gu Yu. 

De repente, el ambiente se volvió tenso con el ritmo del dialogo de Gu Yu. Zhang Siyi dijo rápidamente: “Principalmente uso ArchiCAD, pero sé algo de AutoCAD también”. 

Gu Yu asintió: “El complemento ArchiCAD a veces causa problemas al transferir archivos. Lu Qiao tenía problemas cuando trabaja en porciones del plano. Tendrás que aprender a usar el otro software que usamos en la oficina”. 

Zhang Siyi: “Oh…”. 

Zhang Siyi no estaba acostumbrado con el otro software, así que no estaba seguro de cuánto tiempo tomaría renderizar una imagen. 

Gu Yu: “Dibuja un borrador de esta sección de aquí. Muéstramelo antes de que el día termine”. 

Zhang Siyi: “…”. 

Sosteniendo los materiales de referencia, regresó a su asiento. Zhang Siyi había estado viviendo en un estado tan relajado que aún no se había hecho a la idea su trabajo. No solo necesitaba aprender un nuevo software por la tarde, sino que también tenía que hacer una reproducción de un enorme edificio. ¡Oh Dios mío! ¡Dispárenme ya! 

“¿El jefe te dio una tarea?” Preguntó Zhu Hongzhen con una sonrisa. 

“Bueno…” La tarea era enorme. Zhang Siyi no se atrevía a retrasarla. Rápidamente abrió su lista de contactos y buscó a Lu Qiao. “Piggy, ¿quién es Lu Qiao?”. 

“Es él” Zhu Hongzhen señalo a la delgada y pequeña figura no muy lejos. “El de ropa de color azul, ¿lo ves?”. 

Mientras Zhang Siyi preguntaba sobre Lu Qiao, un mensaje apareció en su pantalla: “¿Eres la tía cuatro?”. 

Zhang Siyi: “…”. 

Zhang Siyi: “¿Cómo te enteraste de mi apodo?”. 

Lu Qiao: “Eres el nuevo, ¿verdad?, alguien del departamento preguntó y Bi Lele lo hizo público”. 

Zhang Siyi: “…”. 

Lu Qiao: “Hay tres grandes fujoshis en el grupo. Los chicos atractivos no se escapan de sus garras”. 

Zhang Siyi: “[Llora]”. 

Lu Qiao: “Hermano, aceptémoslo. Entiendo tu dolor–”. 

Pero, ¿Por qué en cambio presintió el olor de Schandenfreude? 

N/T: ‘Schandenfreude’, es una palabra del alemán que designa el sentimiento de alegría o satisfacción generado por el sufrimiento, infelicidad o humillación de otro 

Después de unas bromas, rápidamente Lu Qiao regreso al tema de la tarea en mano: “El jefe me pidió que te enviara la información del edificio de oficinas la ciudad D. ¿Lo recibiste?”. 

Zhang Siyi recibió un enorme paquete de materiales del proyecto y confirmó su entrega. Preguntó: “Por cierto, ¿qué hay sobre el software?, ¿es verdad que tengo que usarlo?”. 

Lu Qiao: “Oye, ¿no sabías?, este software fue nacionalmente desarrollado basado en la plataforma de AutoCAD. La mayoría de los proyectos de construcción nacionales utilizan esto”. 

Zhang Siyi: “Esta bien. ¿Es difícil de aprender?”. 

Lu Qiao: “¡Es fácil! ¡Súper simple! ¡Siempre y cuando sepas algo de AutoCAD, puede aprenderlo en diez minutos!”. 

Zhang Siyi estaba aliviado y le agradeció. Con la ayuda de Zhu Hongzhen, abrió el menú y encontró el icono del legendario y súper fácil software, después lo abrió. Poco sabía él, ‘súper fácil’ ¡no era para nada lo que decía!, batalló por dos horas y acosó repetidamente a Li Qiao varias veces antes de descubrirlo. 

Cuando introdujo el mapa electrónico en el diseño, a las cinco en punto, ya estaba a punto de acabar el día. 

¡Súper fácil mi trasero!… 

El teléfono en el bolsillo de su pantalón vibró. Zhang Siyi lo sacó y vio que Fu Xinhui le envió un mensaje. 

Pensando que el borrador del inodoro y la escalera estarían terminados pronto, Zhang Siyi respondió rápidamente con un “Bien”. 

Pero poco después, Zhang Siyi se dio cuenta que se sobreestimó. 

Durante sus estudios antes de graduarse, tuvo experiencia con pequeños edificios de varios cientos de metros cuadrados. El más grande fue el centro de actividades estudiantiles que fue diseñado cuando se graduó. El área total no era más de 3000. Ahora que Gu Yu le dio un edificio de oficinas de diez pisos, estaba tan abrumado que no sabía por dónde empezar. 

Viendo que ya era casi la hora de salir, tenía una sensación de hundimiento en el estómago. No había avanzado en la tarea asignada. 

“Piggy, me entregaron una tarea y necesito entregarla antes de irme, pero ¿qué tal si no la termino antes de que termine el día laboral?”. 

Como si fuera obvio, Zhu Hongzhen dijo: “Horas extras”. 

Zhang Siyi: “…”. 

En ese momento, de repente una voz familiar sonó detrás de él: “¿Cómo va el dibujo?”. 

Zhang Siyi, sorprendido, se volteó para ver a Gu Yu, quien estaba silenciosamente parado ahí. Gu Yu miró la pantalla de la computadora de Zhang Siyi, solo para ver unos cuantos inodoros acomodados en un desorden, con algunas escaleras irregulares. Preguntó: “¿Qué es esto?”. 

El frío sudor de Zhang Siyi rodó, y dijo: “Yo… me estoy acostumbrando al software”. 

Gu Yu se paró en silencio, pensando. Después de un momento habló, y dijo: “Continua”, después se fue. 

Zhang Siyi vio la espalda de Gu Yu desaparecer a través de las puertas de la entrada del estudio, y se atrevió a preguntar, “¿Terminó su día?”. 

Zhu Hongzhen: “¿Qué? ¡Imposible! ¿Acaso no te dijo que le mostraras la imagen?”. 

Zhang Siyi: “Lo acabé de ver irse. ¿No se va a ir?”. 

También pensó que era afortunado si Gu Yu ya se iba. Quería escaparse por un rato para cenar con sus amigos. Podía terminar el trabajo en casa y traerla completa. 

Pero Zhu Hongzhen le dio el golpe final: “Tal vez fue al baño. El jefe definitivamente volverá”. 

Zhang Siyi: “¿Por qué?”. 

Zhu Hongzhen parecía feliz: “Él es el único jefe que he visto acompañar a sus subordinados para trabajar horas extras. Si tienes tareas pendientes, se quedará contigo hasta que las termines”. 

Zhang Siyi: “…” ¡Ayuda! 

[FIN DEL CAPÍTULO 7] 

Siguiente >>>

AA CAPÍTULO 6

SUPERIOR 

El previamente tranquilo grupo, explotó una vez más después de que Zhang Siyi envió su mensaje. 

Su Yuan: “Casi me desmayaba. ¿Estabas asustándonos? ¡Ah!”. 

Jiang Hai: “¡Felicidades!”. 

Ren Mengyu: “¿Qué demonios está sucediendo?”. 

Fu Xinhui: “…”. 

Zhang Siyi: “No era mi intención asustarlos. Solo pensé que no estaba yendo como planeaba. No esperaba un resultado positivo”. ~\(≧▽≦)/~ 

Su Yuan: “Dije que solo era solo una formalidad. ¿Cómo está tu salario?”. 

Zhang Siyi: “El salario durante el período de prueba es de 5,000. Después, será de 8,000, y después de 6 meses puedo recibir un buen aumento. Eso sin contar ningún bono”. 

Su Yuan: “No está mal”. 

Jiang Hai: “Wow, te pagarán más que a mí incluso después de dos años. ¡A mí me pagan 7,000!”. 

Fu Xinhui: “¿Más de la mitad de tu salario será para pagar renta?, eso ni siquiera es tan bueno como un trabajador migrante”. 

Al ver esta respuesta, ¡Zhang Siyi sintió de repente el impulso de darse la vuelta y regresar a la tienda por un almuerzo de 15 yuanes! 

Su Yuan: “No le arrojes agua fría. El salario inicial para alguien con título universitario en la industria de la construcción en Haicheng era de seis a siete mil. Ocho mil era un muy buen punto de partida. Con las bonificaciones, yo también gano esa cantidad”. 

Jiang Hai: “¡Increíble! Nuestra profesión tiene una relación de precio-rendimiento tan baja que estudiamos más que los perros, trabajamos más que las vacas y ganamos menos que las gallinas ╮(╯_╰)╭”.  

Fu Xinhui: “¡No insultes a las gallinas, ellas hacen mucho dinero!”. 

Jiang Hai:  “En resumen, es mejor ser una gallina”. 

Ren Mengyu: “Mi primo trabaja en el sector financiero, y después de graduarse fue a un despacho privado de gestión financiera. Ahora, en su segundo año de trabajo, su salario anual es de 200,000” [Llora]. 

Fu Xinhui: “Tengo un amigo que es un conductor de juegos por internet con un ingreso mensual de 200,000”. 

Zhang Siyi: “¡Amigos! ¡Este es mi primer trabajo! ¡Si no pueden decir nada positivo, entonces no digan nada!”. 

Fu Xinhui: “¡Invítame algo!”. 

Ren Mengyu: “¡Invítame algo!”. 

Jiang Hai: “¡Invítame algo!”. 

Su Yuan: “¡Invítame algo!”. 

Zhang Siyi: “…”. 

Mientras escribía su mensaje en su teléfono, Zhang Siyi fue tomado por sorpresa. Cuando volteó su cabeza, vio a Gu Yu parado detrás de él, mirándolo con una amplia sonrisa en su cara: “¿Estás chateando otra vez con tus amigos?”. 

Zhang Siyi: “…” No esperaba encontrarse a Gu Yu aquí. 

¡Por qué este hombre solo recuerda las cosas malas que mi exnovia dijo! (=皿=) 

“Que coincidencia. También viniste aquí a comer. Te acabo de ver hablando con tus nuevos colegas arriba. ¿Por qué no comiste con ellos?” Preguntó Gu Yu. 

Zhang Siyi sintió un escalofrío en su espalda. Rápidamente explicó: “No sabían que habría una nueva persona en la oficina, ya habían reservado almuerzos, así que era de esperarse. Después de todo es mi primer día”. 

Como el mesero los vio conversando, los atendió juntos por defecto, y les ofreció una mesa: “Mesa para dos, síganme por favor”. 

Zhang Siyi estaba un poco dudoso. A pesar que Gu Yu no expresó su intención de comer con él, las mesas estaban llenas de comensales. Los asientos en la barra también estaban llenos. 

Después de que el mesero los guió a su mesa, la mente de Zhang Siyi comenzó a entrar en pánico. Se sentó inquietamente. No quería que sus colegas pensaran que planeó este almuerzo para tener ventajas. Aunque, su situación era un poco especial considerando el accidente del café, no quería sentir que le debía algo a Gu Yu. 

Los dos ordenaron un menú fijo. Zhang Siyi planeaba darle el dinero a Gu Yu, pero él ya había entregado la tarjeta al mesero y dijo: “Junto”. 

Zhang Siyi, sorprendido: “Tú, ¿me estás invitando el almuerzo?”. 

Gu Yu: “Puedes pensar en ello como si me invitaras”. 

Zhang Siyi estaba un poco confundido. A pesar de que estaba conmovido por el comportamiento de Gu Yu, no pensó mucho en ello. Cada vez más, Zhang Siyi se convencía que la atractiva persona sentada frente a él era en realidad una persona amable y generosa. 

“¿De qué hablaban arriba?” Gu Yu agarró los palillos desechables de la mesa con envoltura de papel ecológica y la desenvolvió lentamente. 

Zhang Siyi recordó la plática los chismes que sus colegas habían comentado sobre Gu Yu. ¿Cómo se sentía ser perseguido por una mujer que era ocho años mayor que él? Zhang Siyi se limpió el frío sudor de su ceja. A pesar de que le encantaba el chisme, no era una persona que delataría a sus colegas para quedar bien con el líder, así que solo pudo comentar: “Dijeron que eres demandante, uhm, muy estricto”. 

Gu Yu sonrió, separó los palillos y dijo: “El comienzo siempre es difícil. Si trabajas duro y haces tu mejor esfuerzo, estarás bien”. 

Zhang Siyi temblaba por dentro, pero por fuera, asintió: “Sí, profesor estricto”. 

La deliciosa comida había llegado; un platillo de pollo teriyaki, rollitos de ternera calientes, sopa de miso, tempura, y otras guarniciones. El aroma era delicioso. Zhang Siyi suspiró y levantó los palillos. Comió por un rato, después recordó la escuela que sus colegas mencionaron. Tenía curiosidad: “Oh, sí, dijeron que te graduaste de la universidad T”. 

Al ver a Gu Yu asentí, Zhang Siyi dijo con emoción: “Entonces quizás conocer al superior de mi preparatoria. Se graduó de la Preparatoria de Idiomas extranjeros de Ningcheng, quizás en 2004 o 2005”. 

Gu Yu levantó la mirada y lo miró por un rato, después comentó rotundamente: “Yo también me gradué de la Preparatoria de Idiomas extranjeros de Ningcheng”. 

Zhang Siyi levantó ligeramente sus cejas y no respondió: “… ¿qué?”. 

Gu Yu apreció la expresión de Zhang Siyi: “Sin embargo, lamentablemente, me inscribí a la universidad T en 2004”. 

Con su boca abierta, Zhang Siyi dejó de comer. Tentativamente preguntó: “¿Qué dijiste?”. 

Gu Yu lo miró. Había un poco de diversión en sus ojos. Tranquilamente respondió: “Todavía recuerdo que en 2008 fui invitado por mi alma mater a dar un discurso”. 

Inconscientemente, Zhang Siyi abrió más sus ojos. ¿Sorprendido? ¿Pánico? Su mente estaba llena de ‘¡Imposible!’. 

Gu Yu sonrió de diversión: “Probablemente en octubre, después del Día Nacional, en el enorme auditorio afuera de Ningcheng”. 

N/T: El ‘Día Nacional’ o ‘Día Nacional de la República China’, comienza el 1 de octubre y termina el 3. 

Zhang Siyi estaba sorprendido: “¡Qué! Eso quiere decir… que, tú. ¿Tú eres mi superior?”. 

Gu dijo: “Si no usas las experiencias de las otras personas como tuyas, entonces, esta mañana estabas hablando de mí”. 

Zhang Siyi estaba tanto sorprendido como feliz, pero también un poco enojado y avergonzado. No sabía por qué Gu Yu escondió a propósito la verdad: “¿Por qué no dijiste algo esta mañana?”. 

Gu Yu bebió su sopa y comentó: “No me recordabas”. 

La ligera fluctuación de su tono hizo que Zhang Siyi tuviera la sensación de que estaba enojado, pero Gu Yu rápidamente continúo con: “No quería que pensaras que te contraté porque fuimos a la misma preparatoria”. 

Zhang Siyi: “…”. 

Obviamente, era una oración bastante desinteresada, pero le permitió a Zhang Siyi escuchar la verdad. ¡El otro significado de su comentario fue que Gu Yu lo contrató porque creía en la propia habilidad de Zhang Siyi! 

Zhang Siyi se sintió más emocionado que cuando estaba tras de su exnovia. 

Ahora, la persona sentada en frente de él, no era solo un graduado de la universidad T, ¡Sino que también era la leyenda de su preparatoria! 

Ya que Zhang Siyi y Gu Yu eran cercanos en edad, inevitable tuvieran los mismos profesores durante su tiempo en la preparatoria. Llenos de apreciación, los profesores a menudo hablaban de un especial, inteligente y buen estudiante en las clases. Un profundo recuerdo le vino a la mente. Recordó que un día, en el tercer año del examen unificado de la ciudad, el examen fue muy difícil de pasar. La calificación más alta fue de 71. El grito de la clase fue fuerte y claro. Afortunadamente, Zhang Siyi acababa de pasar la línea de pase y, de hecho, solo 10 personas pasaron ese día, pero mientras esas personas estaban absortas en su autosatisfacción, creyendo que su logo era algo de lo que estar orgulloso, el profesor de física les informó que un estudiante del año anterior recibió una puntuación perfecta. ¡Increíble! 

¡En retrospectiva, Zhang Siyi pensó que esa persona era definitivamente Gu Yu! 

Después de eso, los dos hablaron naturalmente sobre cosas pasadas de la preparatoria. El director de Ningwai, el puesto de panqueques en la puerta de la escuela… el ambiente era feliz. Zhang Siyi sentía que la distancia se hacía más pequeña. Creo que, con un buen profesor, ¡mi futuro será brillante! 

Después de comer el almuerzo y regresar a la compañía, Zhang Siyi sentía que estaba flotando. Tomando ventaja de usar el baño, no pudo evitar sacar su teléfono y presumir con sus amigos. Inesperadamente, cuando abrió WeChat, vio un montón de mensajes. 

Jiang Hai: “¿Hola?”. 

Fu Xinhui: “¡Maldita sea! ¡Tan pronto da las nuevas noticias, te escondes, cobarde!”. 

Ren Mengyu: “[Despreciando]”. 

Su Yuan: “Todavía estoy esperando los detalles de la entrevista! ¡Pequeño Li, regresa!”. 

Zhang Siyi: “…”. 

Zhang Siyi: “¡Acabo de almorzar con el director y descubrí que él y yo, ambos nos graduamos de la misma preparatoria!”. 

Fu Xinhui: “Entonces, ¿te aceptó porque eres su junio?”. 

Zhang Siyi: “¡Ya quisieras! ¡Fue por mi propia fuerza!”. 

Ren Mengyu: “¡Invítame algo!”. 

Jiang Hai: “¡Invítame algo!”. 

Zhang Siyi: “¿Qué? ¿Está noche?”. 

Fu Xinhui: “¡Sí!”. 

Ren Mengyu: “¡Sí, sí, sí!”. 

Su Yuan: “¡A mí también!”. 

Zhang Siyi: “Jiang Hai, ¿estás trabajando horas extras?”. 

Jiang Hai: “¡Por esta vez, me escabulliré!”. 

Zhang Siyi: “Puedes ayudarme a encontrar un lugar cuando estés libre. Tengo que trabajar hasta tarde. No creo que tenga tiempo. 

Fu Xinhui: “¿Vas a trabajar hasta tarde?”. 

Ren Mengyu: “Cada vez que miro a Zhang Siyi llamar a Fu Xinhui por su apodo, puedo escribir cien mil palabras de un Danmei en un abrir y cerrar de ojos. Fu Xinhui comienza el ataque…”. 

N/T: En esta parte de la conversación Zhang Siyi llama a Fu Xinhui por su apodo, pero desgraciadamente no encontré una forma adecuada de traducirlo, así que dejé su nombre normal. 

Zhang Siyi: “¡La chica fujoshi está suelta!”. 

Zhang Siyi: “Y, ¿por qué soy el pasivo? (╯‵□′)╯︵┻━┻”. 

Fu Xinhui: “[Genial]”. 

Zhang Siyi: “No puedo hablar. ¡Las personas con trabajo tiene que trabajar! ~ (≧▽≦)/~”. 

Fu Xinhui: “Eres el mejor…”. 

Jiang Hai: “Envidio demasiado esta mentalidad. He estado trabajando ya por un mes, solo quiero quejarme”. 

Zhang Siyi guardó su teléfono y se paró. Mirando el reloj, rápidamente salió del baño para ir al departamento de recursos humanos. Ahí, necesitaba llenar algunos documentos y pasar por unas formalidades necesarias. 

Ya estaba el contracto que la Srta. Wang había preparado para que lo revisara. Zhang Siyi le dio la vuelta para revisarlo y estaba confundido. 

“Ah, sí” Dijo de repente la Srta. Wang. “Esta mañana, ¿el director te dijo que se te descontarían 500 de tu salario de forma normal?”. 

“¿Ah? ¿Qué?” Zhang Siyi estaba sorprendido y recordó la oración que dijo Gu Yu, “Si tanto te preocupa, será descontado” ¿No era una broma? 

La Srta. Wang: “¿No te dijo?, también descontó 500 yuanes por alimentos”. 

Las orejas de Zhang Siyi sacaban humo: “¡¿Qué?!” El comentario de Gu Yu en el restaurante; finalmente entendió el significado, ‘Puedes pensar en ello como si me invitaras…’. 

Había sido muy estúpido. Pensar que creyó que Gu Yu era una persona amable y generosa. Se sintió traicionado. (=皿=) 

¡JA! Esto hombre era cruel, ¿no?, por un momento, la gloriosa imagen de Gu Yu en el corazón de Zhang Siyi se redujo considerablemente. 

Después de firmar el contrato, Zhang Siyi se sentó, se desplomó sobre su escritorio, y se sintió agraviado por un más bravucón. Incluso el relato loco de su exnovia no lo había hecho sentir tan incómodo como ahora. 

[FIN DEL CAPÍTULO 6] 

Siguiente >>>

完美关系 羲和清零 024

The Perfect Relationship by Xi He Qing Ling

Chapter 24: Fighting Again

Of course, Yin Chang wouldn’t pull his teeth out. He only said that to scare Shao Junling because he wanted to make him feel a little afraid. However, it seems it wasn’t enough. Yin Chang never expected Teacher Lin to contact him again, let alone be crying during the phone call, about another problem so soon. Shao Junling had only been in school for half a day!

On this day, Yin Chang was on his way to the studio of a business partner in fashion to try on a new line of clothes when a phone call came through. After listening, he hung up the call and immediately called Lu Lingxuan: “I can’t go to the fashion studio today.”

Lu Lingxuan: “What? Why?”

Yin Chang: “I have to go to Shao Junling’s school.”

Lu Lingxuan wondered: “Didn’t you go there last night? Was there no solution?”

Yin Chang: “He got into trouble again this morning.”

“I see….” Since Lu Lingxuan had heard Yin Chang’s serious tone while on the phone, she fully understood his mood at the moment. After all, she also experienced a week alone with Shao Junling. She spoke up: “It’s not a formal shoot so a change of appointment shouldn’t matter.”

As Yin Chang turned the car around he said: “I’m really sorry. Please offer my apologies to them for me.”

Lu Lingxuan: “I know. We can make it up to them afterwards. First, handle Shao Junling’s affairs. Don’t worry so much and drive safely. Remember to watch out for paparazzi…”

Yin Chang hung up the phone.

Lu Lingxuan shook her head.  That little punk…… making trouble for his brother every day to worry about…..

Frowning, Yin Chang drove all the way to Dee-International with a growing feeling of frustration. When he arrived, he saw his younger brother waiting with the person he bullied, Xue Zi.

With expensive and fashionable clothes, the boy was clean-cut and had a delicate face. His red and puffy eyes gave evidence to his recent tears. Xue Zi’s sideways glance and pursed lips made him look like he had been wronged.

Since Yin Chang was very embarrassed over the issue, he walked past Shao Junling and touched the other boy’s head. With a soft and kind voice, Yin Chang asked: “Where does it hurt? I will apologize on behalf of my brother.”

Upon Yin Chang’s touch, Xue Zi looked up at him blankly. His eyes widened in shock for a moment and mumbled a few grunts before suddenly crying again.

Troubled, Yin Chang looked over at Teacher Lin for help.

Quickly, Teacher Lin took Xue Zi to the next room to comfort him. After a few minutes, she came back and approached Yin Chang. “Those two aren’t in a good place right now. When they meet, they fight. Yin Chang, I suggest you take your brother home for a few days to rest.”

Hearing her suggestion, Yin Chang almost couldn’t keep a straight face. “Sorry for all of the trouble I’ve caused you. I’ll take him home with me.”

Teacher Lin shook her head: “We didn’t handle their relationship well. The faults lie on all sides. In short, we need to let the two of them calm down before they talk again. I will also talk with Xue Zi a second time and let you know what progress I’ve made.”

Yin Chang led the guiltless Shao Junling into the car. On the way home, with a calm expression, Shao Junling sat in the passenger seat without a care in the world. It seemed; he hadn’t reflected on his past actions. As Yin Chang noticed his unyielding attitude that was care-free, he gripped the steering wheel even tighter causing his knuckles to turn white.

Even though the journey home was silent, when they arrived at home and walked through the front door, Yin Chang burst in anger: “What’s the matter with you!?”

Eyes widening in surprise, Shao Junling was taken back by Yin Chang’s loud demand. He was confused.

Yin Chang tried to suppress his rage but it was like someone poured fuel to a fire and he couldn’t contain it anymore: “Scratch people, bite people… What is wrong with you?”

He walked around the room irritably: “I just told you last night of the consequences! Do you not understand?”

Shao Junling stood in place and did not respond.

Fuming, Yin Chang was so angry that he took off his jacket roughly and threw it on the sofa. He continued his lecture: “How can you not know how to cherish such a good school and teacher!?”

His gaze swept across Shao Junling’s face from time to time to examine his expressions. He was trying to see if any guilt was evident on Shao Junling face. As long as a little bit of remorse was expressed, Yin Chang would be satisfied and would be able to calm down. Yin Chang was patient and could teach him slowly.

But no. Not only did Yin Junling not seem guilty, he held an expression of irritation, like he had been accused of something for no reason.

The amount of stress that Yin Chang could handle approached his limit. When he witnessed Shao Junling’s lack of remorse, he was completely consumed with his own anger and negative emotions that, without thinking, he blurted out: “If I knew you would be so difficult to manage, I should never have brought you back!!”

The previous emotionless Shao Junling suddenly reacted. He turned to look at Yin Chang with eyes wide open. He trembled slightly than  appeared hurt. Slowly, water formed at the corner of his eyes.

In an instant, Yin Chang regretted it. However, the words had already been spoken and as a result, although it was with himself, Yin Chang was angry again. Whether it was because of his male ego or because he was older, he was unwilling to apologize first.

Shao Junling’s shocked expression quickly turned from injury to stubbornness.

Looking at Shao Junling’s slightly hostile demeanor, Yin Chang could not help conjuring up the image of a cold-blooded, high-IQ criminals on American TV dramas; emotionless, violent and disobedient. The more Yin Chang thought about the similarities, the more alarmed he felt.

This time he absolutely couldn’t give in. He must set firm rules for Shao Junling before he grew up and left the house. Otherwise, if something were to happen, Yin Chang would forever regret it.

Like the showdown in an American western movie, the two stared at each other to sized each other up. Both stubborn, neither was willing to soften up and give in first. However, in the end, Shao Junling lowered his head. As he blinked, two tears fell.

Witnessing his submission, Yin Chang breathed a sigh of relief. Just when he thought he had won the final victory, Shao Junling suddenly clenched his fist and rushed to the door near the elevator.

Since Shao Junling didn’t have a key to use the elevator, he was only able to use the stairs near the elevator to leave.

In shock, Yin Chang didn’t react at first and remained frozen. Soon though, he quickly gained his senses and chased after him. When he arrived at the door, he only heard a whirlwind of footsteps from the stairwell. Shao Junling was running down the stairs.

“…Shao Junling!”

…..This is the fucking 18th floor! ! !

Yin Chang hurried into the elevator and rode it down to the lobby. When the elevator doors opened, Shao Junling was nowhere in sight. In a rush, he moved over to the stairwell’s door, opened it and shouted Shao Junling’s name. However, Yin Chang only heard his own voice echo in the empty stairwell.

  ***

At three o’clock in the afternoon, Yao Manhuai called Yin Chang when she returned from her business trip. At that time, Yin Chang’s anger was at its peak and yelled: “I don’t want to take care of him anymore! There’s something wrong with him! Yesterday he bit a classmate and today he hit the boy. He never bothered to apologize! Even though I’ve been taking care of him, he dares get angry with me! How could there be such a child!”

Holding the phone to her ear, Yao Manhuai calmly listened to Yin Chang’s rant. For all of this time Yin Chang has been home in China, she has never witnessed such outrage from him. She quickly glanced at the caller ID to ensure she was on the phone with Yin Chang. Placing the phone back to her ear she commented: “You calm down first.”

Yin Chang frantically exclaimed: “How can I calm down? He’s gone!”

Yao Manhuai was also startled when she heard him: “What do you mean, missing? Where did he go?”

Yin Chang looked around anxiously: “He ran away and I don’t know where he is now! I looked around for him, but he’s disappeared!”

For most of the day, Yin Chang looked for him. He went up and down in the stairwell no less than ten times. He also went to the building’s security department to look at video footage, but not a trace of Shao Junling was found. It’s like the boy disappeared out of thin air. There weren’t even any clues to his whereabouts.

Yao Manhuai questioned him: “Why did he run away?”

Even though it was early autumn, Yin Chang was only wearing a thin T-shirt. After all the frantic running around, his shirt stuck to him as he was all sweaty. Yin Chang was so tired that he sat on the outer steps of their building, breathing hard, trying to calm himself down. When he found his breath, he quickly told Yao Manhuai what had happened earlier.

After hearing Yin Chang’s explanation, Yao Manhuai practically collapsed.  “No matter how disobedient Shao Junling was, you can never say that to him!”

Holding his head in one hand, Yin Chang’s desperate voice was tired and hoarse: “I was just so angry at the time!”

Partly because of his guilt, Yin Chang continued to feel angry. If he had just maintained his cool, Shao Junling wouldn’t have run away…..

Thinking about the situation, Yao Manhuai asked: “He is still so young. Even if he runs fast, shouldn’t you be able to catch him?”

“I took the elevator down……” Watching him run tirelessly while playing on the treadmill at the gym in the past, Yin Chang knew exactly how fast Shao Junling could effortlessly run.

“What about the surveillance footage?” Yao Manhuai asked. “With his small size, was it possible for him to run outside from the community undetected?”

When Yin Chang heard Yao Manhuai’s question, he immediately got up at walked briskly towards the garage: “I’ll drive to the Welfare Institute and see if Shao Junling went there.”

Since the Welfare Home was nearly an hour’s drive from the Huaihe Apartment complex, it wasn’t likely that Shao Junling would be there. However, Yin Chang had to try something. Thinking about the words that he shouted at Shao Junling before he ran away…what if he really went back?

Now with a headache, Yao Manhuai squeezed her temples. She said: “Well, I will head over to your apartment complex now and help search for him in the vicinity.”

After instructing the security guards at the gate, Yin Chang drove away. An hour later, he arrived without success. He called Yao Manhuai to let her know his status. As he returned home, he scanned the nearby areas. He couldn’t help but pull over and stop when he saw a child of about the same size and height as Shao Junling. He had really hoped it was him and that, he could end his worries by jumping into the crowd and grabbing him.

If Shao Junling was really gone, what should he do? Call the police?

If that happened, the scandal would make the headlines. “Shao Junling runs away from the Yin family home!” It took a long time previously for the PR team to sway the masses and calm public opinion from the previous media debacle. The image he finally established would instantly shatter. Thinking thus, Yin Chang felt like his head was about to explode.

…. God, what kind of trouble did I get myself in!

Just as Yin Chang was about to burst, Teacher Lin from Dee International called.

Seeing the caller ID, he thought it was possible for Shao Junling to go to school. He immediately got back in his car. He answered the phone: “Hello? Teacher Lin?”

“Yin Chang, we have found out why Shao Junling hit Xue Zi.” Teacher Lin sighed and apologized, “We misunderstood the situation.”

Sitting in the car, Yin Chang narrowed his brow in thought and asked: “What’s going on?”

Teacher Lin: ” Basically, I have grasped the situation. I’ve talked to the other children who were near them at the time in addition to speaking with Xue Zi today. Yesterday, Xue Zi brought the latest issue of the magazine “New People” to school. Since his uncle was in the magazine, he showed it off to everyone. Not knowing your brother was on the cover, he had said something bad in front of Shao Junling.”

Yin Chang was taken back: “What was said? Was it really that bad?”

Teacher Lin was a little embarrassed: “I won’t elaborate on the details. In short, Xue Zi repeated something his uncle had said. This point, Xue Zi has confessed to me. Shao Junling started fighting with him to protect you. Xue Zi also had hit Shao Junling and as a result, Shao Junling bit him.”

Yin Chang was rather surprised and asked: “What about today? What happened this morning?”

“In retaliation, Xue Zi persuaded two of his friends to make trouble for Shao Junling as well. The other children also confessed to their wrong doings.” Teacher Lin thought about yesterday’s conversation and added: “But don’t worry, Shao Junling didn’t bite anyone today.”

Yin Chang: “……”

Teacher Lin: “Don’t blame Shao Junling too much. I will communicate with Xue Zi’s parents about the situation. The responsibility will be borne by the school. We will monitor the relationship between the boys and hopefully they will be able to restore their friendship. In addition, Shao Junling hasn’t been home for more than a week. He may be even missing you more now than ever. Since the day after tomorrow is the weekend, it doesn’t matter if he goes back to school or not so if he wants to stay at home, let him.”

  ——————

Vignette

Xue Zi open up the magazine of “New People” to the page with his uncle’s photo and excitedly showed it off to Shao Junling: “This is my uncle. He’s so handsome!”

Shao Junling closed his book and pointed to the cover. His eyes glowed: “No. This is handsome.”

Xue Zi asked: “No way. He’s not good. I don’t like him! My uncle said that this man was worthless and only used his father’s name to get into the business.”

Shao Junling brought his fist up: “Who are you calling worthless!”

Xue Zi asked with a bewildered face: “…Whaaa!” (兀口兀)

***

Xue Zi’s mental activity when he saw Yin Chang:  — Why is he, that nasty guy who bit me, bringing over the deity from the cover of the magazine to lecture me! To rub salt in my wounds? He was just so angry! (兀口兀)

Yin Chang: His classmate must have suffered a great deal of grievance since he is crying to me. I feel so sorry for him….  (never knowing of how ill Xue Zi spoke of him behind his back).

***

Yin Chang: Who taught you to bite and scratch people?

Shao Junling: Wild cats.

Yin Chang:…

____________________

next chapter >>